Déjà vu ferroviario


Cuando el ramal de trenes Mitre se privatizó en los 90s, pasó durante un tiempo a ser un servicio cómodo y puntual, pero comenzó a degradarse cuando dejó de actualizarse la tarifa del boleto. Lo mismo pasará con la remodelación ferroviaria impulsada por Florencio Randazzo: el valor del boleto es tan bajo que no representa un ingreso importante para la operación y mantenimiento. Y a esto hay que sumarle que en los últimos años se creó una cultura del no pago de la tarifa que va a costar cambiar. – [La nota completa haciendo click en Bastión Digital ]

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: