Evitemos la irritación


Me dio mucha ternura leer el artículo que escribió Quintín la semana pasada. En esa columna, el maestro de la crítica cultural argentina nos compartió uno de los deseos que pidió para Navidad: tener todos los libros del universo a su disposición. Eso sí, prefería que se excluyeran, en lo posible, aquellos textos que se enseñan en las Facultades de Ciencias Políticas y Comunicación Social. Esta concesión a su pedido puede interpretarse de diferentes maneras. [El texto completo de esta columna haciendo click aquí.]

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: