Cerrame la 5…


¡A votar!

¡A votar!

Los cierres de listas previo a las elecciones son momentos de mucha ansiedad y presión para los dirigentes que intentan colar uno de los suyos entre los lugares expectantes. En algunas ocasiones las definiciones se dan en situaciones cuasi violentas y en otras en un entorno hermético con dos o tres que definen. Pero ¿qué nos dejaron este cierre de listas más allá de las facciones que se enfrentaran en agosto y octubre?

En primer lugar, vamos a lo más obvio. Que la nominación de un solo candidato tenga en vilo al 40% del electorado da cuenta que la “democracia de audiencia” marca el ritmo de la contienda. Se torna casi irrelevante el clivaje ideológico entre partidos, lo que importó en el cierre de listas fue la imagen de ciertos candidatos para encabezar listas. Massa mantuvo con su sola decisión el suspenso implacable de cómo dispondrían las fichas en el tablero de la circunscripción principal. Pudo haber habido alguna discusión interna acerca de jugar o no pero la decisión ultima era unipersonal basada en su propia imagen.

Segundo, el peronismo sigue dirimiendo sus internas haciendo participar a toda la sociedad y, de esta manera, se mantiene como el articulador del sistema político argentino. Si, hay electorado no peronista, sin dudas. Pero el peronismo sigue armando y desarmando a través de sus figuras y su organicidad (sindicatos, intendentes y cooptaciones eventuales) la agenda electoral. En este sentido, sólo el peronismo define el mapa de configuración de poder.

Tercero, persiste en la política argentina el nepotismo con cierto sesgo de oportunismo machista. Las listas muestran una gran cantidad de familiares de dirigentes y en especial de “esposas de”. En el interior el fenómeno se agudiza pero el conurbano no se queda atrás en relación a los familiares que aparecen en sitios de privilegio en las listas. Este fenómeno no sólo desincentiva la participación en política de la juventud sino que desinfla la posibilidad efectiva de representación femenina, finalidad última del cupo femenino.

Cuarto, el cierre de listas da cuenta de la falta de formación de herederos en los oficialismos. La democracia de audiencia sobrevalora el reconocimiento e imagen de los candidatos (por ejemplo CFK). Sin embargo, esa imagen no puede ser heredada o transferida a delfines políticos de último momento (Insaurralde). La personalización del poder del oficialismo genera paradójicamente una dificultad pasmosa a la hora de competir por cargos en elecciones de mitad de término. Es llamativo que después de una década, el oficialismo no haya desarrollado liderazgos altamente reconocidos por su gestión como para ser puestos a prueba ante el electorado cuando se los necesita. Los expulsados o ninguneados siempre se transforman en oposición.

Quinto, el arco no peronista comenzó a entender que las primarias pueden ser un arma de doble filo en determinados escenarios. Ir separados ya demostró un fracaso rotundo en 2011. En la capital, la triple candidatura para las PASO de Solanas-Carrió, Prat Gay-Gil Lavedra y Terragno- Lousteau parece tender a potenciar ese espacio. Unidos o dominados. Unidos y organizados. Valga la paradoja…

En fin, las listas se cerraron. El juego comienza. Las fichas se ordenan. ¿Tenemos los candidatos que nos merecemos? No se. Es lo que hay. Vamos a transcurrir meses de chicanas, debates, exabruptos y afiches en los postes de luz. Cumpliremos tres décadas de democracia yendo a votar, no es poco.

 Twitter: @martinkunik

Anuncios

Comments

  1. Garganta... says:

    Como siempre muy bueno Kunik. Lo único que lamento es que, después de 30 años de ir a votar no hayamos aprendido nada y sigamos con la interna peronista y una oposición que no sabe, no contesta, cómoda en su papel de oposición sin ideas ni gestión. Peor aun, aquellos que aparecieron con posibilidad y nos generaron ganas de participar, como el PRO se desvanece lentamente, al igual que el resto de la oposición, sin ideas y con fuertes personalismos, sin dar lugar a gente preparada (como vos) que puede aportar, no solo al Pro sino a la Argentina. La pregunta vuelve a ser, PARA QUE VOLVIMOS????

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: