Desayuno con el hijo del Patrón


Me desperté profundamente cansado y ya era demasiado tarde para ir. Sin embargo me armé de fuerzas, me bañe, vestí y salí rumbo al Mitre dejando atrás a Catalina que seguía con sus arreglos coquetos de último momento. El mail que había recibido ayer invitándome a desayunar en la Asociación de Dirigentes de Empresas no parecía demasiado atrayente a primera vista. El invitado era un arquitecto llamado Sebastián Mallorquín. Ahora bien, debajo y entre paréntesis decía “Hijo de Pablo Escobar Gaviria (Ex Líder del Cartel de Medellín) e inspirador del documental biográfico Pecados de mi Padre”. Eh! Voy! Pensé. Hace unos meses habíamos visto en casa el documental y no podía creer que el hijo de El Patrón iba a dar una charla. Desde que era estudiante en la universidad nunca había tenido semejante oportunidad de ver y hablar con alguien que había vivido en carne propia la crudeza del narcotráfico colombiano desde el “otro lado del mostrador”. A lo sumo tuve alguna charla informal con profesores como Juan Gabriel Tokatlián que había vivido esos años en Colombia y obviamente mis amigos y novia comparten continuamente sus recuerdos de niñez y adolescencia conmigo. Pero nadie tan involucrado como el hijo de Pablo Escobar para compartir experiencias, frustraciones y esperanzas.

            Llegué tarde y Sebastián ya había comenzado la presentación. Habla pausado y mesurado con una voz que denota cierta depresión pero seguro de lo que esta diciendo. Noté que estaba acompañado por su madre y su esposa. Su presentación fue impecable, cada diapositiva de powerpoint relacionaba con diferentes temas como política, economía, cultura, urbanismo, comportamiento social, educación y salud. La misma terminó con una pregunta para reflexionar: ¿hay que legalizar la droga para terminar con los peligros que genera el narcotráfico? Así fue que se generó uno de los debates mas interesantes que presencié ya que había gente con diferentes posiciones que justificaron cada argumentación que decían. Para algunos legalizarlo sería malo porque el circuito de distribución sería cooptado por las farmacéuticas y las tabacaleras que explotarían de manera exponencial el negocio. Para otros, las farmacéuticas ya se están beneficiando ya que para hacer por ejemplo la cocaína, se necesitan determinados materiales que actualmente producen estas empresas. Otro punto a favor de la legalización tiene que ver con lo esencialmente económico. A una mayor oferta el precio bajaría y así también el nivel de violencia debido al poco retorno de las transacciones. Para los que estaban en contra este no es un punto válido porque todo depende del nivel de educación del público objetivo…

            La educación, el tema que aparece a toda hora y lugar cuando se trata de polemizar. Aquí me quiero detener con lo que mas me sorprendió de este desayuno único. Sebastián contó que recordaba nítidamente que su padre lo invito a charlar sobre drogas cuando él tenía 9 años. En esa conversación le presentó sobre una mesa todas las drogas, le enseñó lo que producía cada una de ellas pero también le contó sobre las consecuencias del consumo. Pablo Escobar Gaviria, su progenitor, antes de terminar lo invitó a probar con su acompañamiento cualquiera de los narcóticos si le interesaba. Solo le tenía que avisar previamente. Hubo un silencio total en la sala y paso siguiente Sebastian le dijo a la audiencia que de esa manera el narcotraficante mas famoso de Colombia pulverizó cualquier ápice de curiosidad de su hijo respecto a probar las drogas…Me impactó con la naturaleza que lo contó. No se si sería una irresponsabilidad legalizarla, no se si esta del todo bien prohibirla. Pero me llevo la importancia de bienes intangibles como la educación (la buena educación, no la religiosa)  para saber que rumbo tomar y evitar así daños irreparables en individuos, grupos o sociedades.

 

                                                                                                                                                                                       Buenos Aires, 19 de Agosto de 2010

 

Anuncios

Comments

  1. Me encantó el tono de tu artículo y a mi también me sorprende mucho que este joven Arquitecto haya incluso pedido perdón por los pecados de su padre, que culpa puede tener él si sólo era un niño cuando EL PATRON se creía el dueño del mundo y muchos se creian que él lo era…Sobre la legalización es un tema muy delicado que hay que analizarlo a fondo y tiene muchas aristas…En Holanda como todos saben hasta las drogas duras son legales y no tienen muchos problemas de adicción…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: